top of page

Los síntomas y mi día a día

¡Hola a todos!


Hoy quiero compartir con ustedes cómo vivo con mielofibrosis. Sé que no es un tema fácil, pero creo que visibilizar esta enfermedad y apoyarnos entre todos es fundamental.


Mis síntomas principales son agrandamiento del bazo y cansancio. El bazo es un órgano que ayuda a filtrar la sangre y combatir infecciones, pero puede causar molestias y complicaciones cuando es grande. En mi caso tengo una esplenomegalia de 18,5 cm cuando lo normal rondaría los 11 cm. Me da punzadas repentinas e impredecibles en el abdomen, especialmente cuando como rápido o estoy encorvado. Así que me quedo quieto y respiro hondo hasta que pasa.


El cansancio es otro síntoma frecuente de la mielofibrosis. Me hace sentir débil y sin energía, especialmente después del trabajo. Algunos días ni siquiera puedo levantarme del sofá. Por eso el sueño es vital para mí; Necesito descansar bien para recuperar fuerzas.


Otro síntoma frecuente son los hematomas. No sé si es solo mielofibrosis u otra cosa, pero siempre me salen moretones, aunque me dé un pequeño golpe. He sido así desde que era pequeña, y me da un poco de ansiedad lo que los demás puedan pensar, pero en el caluroso verano español, es imposible no usar ropa más corta. De todos modos, cuento con un excelente equipo de profesionales médicos que me ayudan, y cualquier cosa que veo fuera de lo común, recurro a ellos.


Espero que mi testimonio te haya sido útil y que te animes a compartir tu caso si también tienes mielofibrosis o una enfermedad similar. Juntos somos más fuertes y podemos ayudarnos unos a otros. Nos vemos pronto; un abrazo!

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
bottom of page