top of page

Cómo mejorar la calidad de vida con MPN


Si le han diagnosticado neoplasias mieloproliferativas (MPN), es posible que se pregunte cómo esta afección afectará su calidad de vida. La MPN es un grupo de trastornos sanguíneos que causan un crecimiento anormal de las células sanguíneas, lo que provoca síntomas como fatiga, dolor, picazón y un mayor riesgo de coágulos de sangre o sangrado. Si bien no existe una cura para la MPN, existen formas de controlar la afección y mejorar su bienestar.




Mejorar la calidad de vida con MPN


En esta publicación de blog, compartiremos algunas sugerencias generales basadas en resultados de búsqueda web sobre cómo mejorar su calidad de vida con MPN. Estas sugerencias no pretenden reemplazar el consejo de su médico, sino complementarlo y ayudarlo a tomar decisiones informadas.

  • Busque atención médica adecuada y siga su plan de tratamiento. Algunos tratamientos, como los inhibidores de JAK2, pueden ayudar a reducir los síntomas y mejorar la calidad de vida. Los inhibidores de JAK2 son un tipo de medicamento que bloquea una proteína llamada JAK2, que está involucrada en el crecimiento anormal de células sanguíneas en la MPN. Al bloquear JAK2, estos medicamentos pueden reducir la cantidad de células sanguíneas y aliviar síntomas como fatiga, dolor, picazón y agrandamiento del bazo. Sin embargo, los inhibidores de JAK2 no son adecuados para todas las personas y pueden tener efectos secundarios como infecciones, anemia o problemas hepáticos. Por ello, es importante consultar a su médico antes de iniciar o cambiar cualquier tratamiento y seguir cuidadosamente sus instrucciones.

  • Controle sus hemogramas e informe cualquier cambio o inquietud a su médico. Mantener sus recuentos sanguíneos dentro de los rangos normales puede ayudar a prevenir complicaciones y mejorar su bienestar. Los conteos sanguíneos son mediciones del número y tipo de células sanguíneas en su cuerpo. Pueden indicar qué tan bien está funcionando su médula ósea y cómo está progresando su MPN. Su médico ordenará análisis de sangre periódicos para comprobar sus recuentos sanguíneos y ajustar su tratamiento en consecuencia. También debe realizar un seguimiento de sus recuentos sanguíneos e informar cualquier cambio o inquietud a su médico. Por ejemplo, si nota signos de niveles bajos de glóbulos rojos (anemia), como debilidad, mareos o dificultad para respirar; glóbulos blancos bajos (neutropenia), como fiebre, infecciones o dolor de garganta; o plaquetas bajas (trombocitopenia), como hematomas, sangrado o petequias (pequeños puntos rojos en la piel).

  • Controle sus síntomas y efectos secundarios con la ayuda de su equipo de atención médica. Por ejemplo, puede beneficiarse de medicamentos, asesoramiento, ejercicio, nutrición o terapias complementarias para hacer frente a la fatiga, el dolor, la picazón, la depresión o la ansiedad. Los síntomas y los efectos secundarios de la MPN pueden variar de una persona a otra y pueden cambiar con el tiempo. Pueden afectar su salud física, mental y emocional e interferir con sus actividades y relaciones diarias. Por lo tanto, es importante manejarlos con la ayuda de su equipo de atención médica. Por ejemplo:

    • Fatiga: la fatiga es uno de los síntomas más comunes y debilitantes de la MPN. Puede hacerte sentir cansado, débil o agotado incluso después de descansar. Para hacer frente a la fatiga, puede intentar:

      • Planifica tu día y prioriza tus tareas.

      • Toma siestas cortas o descansos cuando sea necesario

      • Pide ayuda a otros cuando sea posible

      • Evite la cafeína, el alcohol y el tabaco

      • Beba muchos líquidos y siga una dieta equilibrada

      • Ejercicio moderado y regular

      • Únase a un grupo de apoyo o hable con un consejero.

    • Dolor: El dolor puede ocurrir en diferentes partes del cuerpo debido a la MPN. Puede ser causado por inflamación, daño a los nervios, agrandamiento del bazo o coágulos de sangre. Para sobrellevar el dolor, puede intentar:

      • Tome analgésicos según lo prescrito por su médico

      • Aplica compresas de calor o frío en la zona afectada

      • Masajear o estirar los músculos o articulaciones adoloridos

      • Utiliza técnicas de relajación como la respiración profunda o la meditación

      • Distráigase con música, lectura o pasatiempos.

    • Picazón: La picazón es un síntoma común de la MPN que puede desencadenarse por el calor, el agua, el sudor o el estrés. Puede ser muy molesto y afectar la calidad del sueño y el estado de ánimo. Para hacer frente a la picazón, puede intentar:

      • Evitar duchas o baños calientes

      • Use jabón suave y humectante

      • Use ropa holgada de algodón

      • Mantén tus uñas cortas y evita rascarte

      • Aplicar cremas o lociones contra el picor

      • Tome antihistamínicos según lo prescrito por su médico


1 visualización0 comentarios

コメント

5つ星のうち0と評価されています。
まだ評価がありません

評価を追加
bottom of page